lunes, 28 de junio de 2010

Cap. 5-Ayuda Social.

Todo lo escrito en cursiva es invención de L.J.Smith
Historia Europea había atraído la atención sobre el en algunos alumnos.
A partir de ahora se dedicaría a pasar desapercibido,se dijo.
Se dirigió hacia el aula de Filología inglesa.
Habían dos chicos en la puerta,una era rubio y flacucho y otro era moreno y robusto.
Stefan se puso tenso ya que sabia que le esperaba un jueguecito de idiotas.
Disfrutaban con el jueguecito,repatingados en la entrada mientras fingían estar totalmente ciegos a la presencia de Stefan allí de pie.
-Excusad.
Dick y Tyler se miraron el uno al otro,luego a su alrededor,como si olleran voces fantasmales.
-¿Escuuzi?-dijo Tyler con voz de falsete-.¿Escuuzi a mi?¿A mi escuuzi?¿Jacuzzi?
Los dos rieron.
Stefan se vio distraido por un aura igual de brillante que la luz directa del Sol.
-¿Hay algún problema,Tyler?-pregunto una voz detrás de la puerta.
Ambos chicos,y Stefan,miraron en dirección a la voz,aunque este último no
hizo por encima del hombro del rubio.
Era una chico.Su voz sonaba dura y su mirada azulada lo era.
Los dos muchachos se apartaron,sobesaltados,de la entrada.
Stefan percibía el aura detrás de el.Oyó pasos acercándose y sintió una mano posándose en su hombro.
Elena lo había visto,el lo sabia.Tenia el entrecejo fruncido y miraba a los chicos con dureza.
Stefan tubo que contener una sonrisa.Cuando se enfadaba,a demás de que se notaba que lo estaba,se sabia que pretendía asustar y nunca lo conseguía.
-Si queréis molestar a alguien,elegid mejor a quien-su voz sonó amenazadora Stefan se pregunto si en verdad su enfado si causaba efecto alguno-.¿Tyler?¿Dick?¿No tenéis clases a las que ir,o que?
Los dos muchachos la miraron con rencor y luego se fueron pasillo adelante.
Asintió en dirección del muchacho y sonrió en la de la muchacha.
-Soy Steven-decía mientras alargaba una mano-.
-Stefan-estrecho la mano de este.
-Oye,lo de esos dos...
-No soy quien para juzgar.Tengo que entrar en clase.
-Espera un...Bueno supongo que ya tienes que entrar.Aunque el profesor no...
Miro en dirección al suelo.Estrecho con mas fuerza el hombro de Stefan,con la intención de que podría hacerle quedarse un poco mas,supuso Stefan.Luego aflojo la presión y por ultimo descendió por su brazo.
Agarro su mano en el momento en que esta se coloco al lado de la suya.Su tristeza nunca fue bienvenida en el corazón de Stefan.
No podía creer lo que iba a decir,pero ver a la muchacha con la cabeza gacha y sentir su tristeza aun mas cuando el estrecho su mano era mas de lo que podía soportar.
-Nos veremos en la cafetería-susurro con voz pausada-.Si quieres,claro.
Elena levanto el rostro y este lucia una hermosa sonrisa.La sonrisa que le había lanzado cuando se habían encontrado por primera vez...,en aquel baile.
-¡Claro!-Miro a Steven,luego a Stefan,suplicante.
-Oye, a lo mejor te podrías venir con nosotros en la hora del almuerzo.-Comento Stefan,estrechando la mano de Elena con mas fuerza.
Steven se sentia incomodo.Lo percibía.
Quería,amaba a Elena pero estaba tan débil que caería en la inconsciencia si utilizaba de nuevo Poder.
-No puedo.Tengo una especie de pequeño entrenamiento para las pruebas de rugby.
Con el rabillo del ojo Stefan observo que la sonrisa de Elena se había ensanchado.Su mano abandono la de Stefan y la coloco en el hombro del otro muchacho,causando celos en Stefan,
-Oye,¿crees que Stefan se podría presentar a esas pruebas?
La miro,impresionado.No había jugado al futbol desde hacia siglos.
Steven miro a Stefan.
-¿En serio?
-¿Yo?-miro con sorpresa al chico-.Ah...No se si podría.
-¿Sabes correr?
Stefan lo miro,con asombro.
-¿Correr?
-Bueno,si.Veras el que se supone que iba a ser el receptor,el mejor del instituto,se ha roto un tobillo.Tienes buena forma,por eso te lo pregunto.¿Sabes correr?-repitió.
-Si,se correr.
-Es mejor que Matt.
-¿Que?-pregunto Steven mientras Stefan la miraba.
-Que es mejor que Matt.Si hubiera querido hubiera sido el mejor receptor de nuestro antiguo instituto en Florencia,el IES Srl.
-Pues echo.¿Te espero,o te echas atrás?
-Me lo pensare.
Steven entro en clase y los dejo allí.
-No se si...
-Eres bueno Stefan-le interrumpió Elena-.No se tu pero yo si me acuerdo de las carreras que hacíamos y siempre llegabas a la meta,que casi siempre eran unos 100 metros,enseguida.A demás,también me acuerdo de la vez que una de los balones llego a nosotros en las gradas y,todavía sigo sin saber como,te virastes antes de que te diera, lo cogiste y se lo lanzaste al receptor.¡No lo cogió!Tienes reflejos,eres rápido y sabes encajar un golpe.
Stefan abrió la boca para protestar pero la chica siguió hablando.
-Deberías intentarlo,al menos.Eres nuevo y es una de las mejores maneras de conseguir amigos-se fijo en el otro lado de la puerta y vio a un grupo de chicas que restaban sentadas sobre las mesas mirando en bobadas a Stefan-.Amigos que no babeen cuando te vean.Intentanlo y no me discutas.Te recuerdo que soy aun mas testaruda que tu.
-Me estas recordando muchas cosas-dijo con voz divertida.
Rieron y,inesperadamente,Elena le abrazo.
-Espero que las sigas recordando-le susurro.
Le dio un beso en la mejilla y se descolgó de su cuello.
-Piensalo.Me tengo que ir a clase.¡Adiós!
-Hasta luego.
Conmocionado entro en clase.Se sentó en el asiento continuo de Steven.Este le dirigió una mirada dura y pesada.
-Así que...¿Ya os conocíais?
-Si.Estábamos en la misma clase.-Mintió Stefan.
Era cierto pero no se conocían de ello.Y tampoco intento recordar como se habían conocido,o mas bien,la situación.

Cap. 4- LLamada de atención.

Todo lo que esta en cursiva es total invención de L.J. Smith.
Vio como Elena cogía el móvil.


Stefan,sabiendo que no debería hacerlo,echo un vistazo a la mente de la muchacha morena,Bonnie, para averiguar si seguían con la conversasión sobre el.


"Sigue contándome sobre el chico nuevo,el tal Stefan."


Elena escribía.


"¡Aquí no,Bonnie!"


Abandono la mente de la muchacha,ya que lo ultimo que percibió de ella fue molestia hacia Elena.





Al terminar la clase,Elena estaba nerviosa.


¿Que le preguntaría Bonnie?¿Que le respondería ella?


Entonces se le ocurrió una idea.


Muchas personas se acercaron a Elena para alagar su bronceado y su buen tipo.


Elena miraba a Bonnie,que se reunió con ella en la puerta,no sin antes tener que pasar por entre toda esa gente.


-Chicos,perdonad-exclamaba Bonnie mientras agarraba a Elena el codo y la guiaba fuera de la clase-.Tenemos que hablar.


Elena rió y se despidió.También sonrió,pero este gesto se lo dedico a una persona concreta.Stefan le devolvió la sonrisa al mismo tiempo que las cabezas de la gente le tapaban.


Entonces se viro hacia Bonnie y comenzo con su tapadera para alargar el proceso de la revelación sobre Stefan.


-Hablare,pero cuando estemos en la cafetería.


Bonnie asintió,haciendo un puchero, y empezaron a comentar sobre lo que habían hecho durante el verano.


Elena había ido de viaje a Marbella,Europa,mientras que la otra muchacha había ido con su hermana Mary a Sudafrica.





Elena se encontró con Meredith en su clase de matemáticas.


-¡Hey,Meredith!-Se acerco a su amiga-¿Donde estabas?


-Arreglando unas cosas de principio de curso.Luego tuve literatura inglesa.¡Que aburrido!-Hizo un gesto burlón.


Rieron y fueron a sus respectivos asientos.


-¡Hola!susurro una chica detrás de el.


El profesor paseaba por la habitación como un hurón,haciendo preguntas,y Stefan fijo deliberadamente su atención en el hombre.En un principio se sintió perplejo,pues a pesar de que ninguno de los alumnos sabia las respuestas,las preguntas seguían llegando.Entonces comprendio que ese era el propósito del profesor,Avergonzar a los alumnos con lo que no sabían.


En aquel mismo instante había encontrado otra víctima.La amiga de Elena.


Sintió que algo daba toques a su hombro y miro por en cima de este.


-Hola.Creo que no me escuchastes ante.Soy Caroline.Me han dicho que tu nombre es Stefan.¿Es cierto?


-Si-contesto el muchacho con desinterés-.Creo que sera mejor que atendamos.


Entonces volvió el rostro y fijo su atención en la chica que había estado con el en su anterior clase.


Stefan contempló con disgusto como el profesor la importunaba a preguntas.La muchacha parecía muy desgraciada cuando el se aparto de ella para dirigirse a toda la clase.


-¿Veis a lo que me refiero?Pensáis que sois una gran cosa;estudiantes de ultimo curso ya,listos para graduarse.Bien,pues dejad que os diga esto,algunos de vosotros no estáis preparados ni para graduaros en el jardín de infancia.¡Como esto!-señalo en dirección a la chica morena-Ni idea de la Revolución francesa.Cree que María Antonieta era una estrella del cine mudo.


Los alumnos que rodeaban a Stefan empezaron a removerse incómodos .Pudo percibir el rencor en sus mentes,y la humillacion.Y el miedo.Todos temían a aquel hombrecillo delgado de ojos parecidos a los de una comadreja,incluso los chicos grandotes que eran mas alto que el.


-De acuerdo,probemos con otra época.-El profesor se volvió hacia la misma chica que había estado interrogando-.Durante el Renacimiento...-Se interrumpió-.Sabes al menos lo que es el Renacimiento,¿verdad?El periodo entre los siglos XIII y XVII,durante el que Europa redescubrió las grandes ideas de la antigua Grecia y Roma.El periodo que alumbro a tantos de los artistas y pensadores mas importantes de Europa.-Cuando la chica asintió atropelldamente,el prosiguió-:Durante el Renacimiento,¿que estarían haciendo los alumnos de vuestra edad en la escuela?¿Alguna idea?¿Se te ocurre algo?


La muchacha tragó con fuerza y ,con una débil sonrisa, dijo:


¿Jugar al rugby?


Ante las carcajadas que siguieron,el rostro del profesor se ensonbrecio.


-¡Mas bien no!-le espeto,y la clase se callo-.¿Creéis que esto es un chiste?Pues bien,en esos días,los estudiantes de vuestra edad dominaban ya varios idiomas.También habían llegado a ser expertos en lógica,matemáticas,astronomía,filosofía y gramática.Estaban listos para pasar a una universidad en la que cada curso se enseñaba en latín.El rugby seria rotundamente en la ultima cosa en la que...

-Perdone.

La sosegada voz detuvo al profesor en mitad de la arenga.

Todo el mundo se volvio para mirar a Stefan.

-¿Que?¿Que has dicho?

-He dicho,perdone-repitio Stefan,quitandose las gafas y poniendose en pie-.Pero esta equibocado.A los estudiantes del Renacimiento se les animaba a partir de juegos.Se les enseñaba que un cuerpo sano copnlleva a una mente sana.Y,desde luego,tenian deportes de equipo,como criquet,tenis...e incuso rugby.-Volvio la cabeza hacia la chica morena y sonrio,y ella le devolvio la sonrisa con gratitud;dirigiendose al profesor añadio-:Pero las cosas mas importantes que aprendian eran modales y urbanidad.Estoy seguro de que su libro se lo dira.
Sono la campana.
Stefan se puso rapidamente las gafas y recogio sus libros.
Ya habia atraido mas atencion sobre si de la que deberia,a demas,necesitaba salir de alli rapidamente;notaba una familiar sensacion abrasadora en sus venas.
Cuando llegaba a la puerta,alguien grito:
-¡Eh!¿De verdad jugaban al rugby en aquellos tiempos?
No pudo evitar lanzar una sonrisa burlona por encima del hombro.
-Claro que si.A veces con las cabezas cortadas de los prisioneros de guerra.





lunes, 21 de junio de 2010

Cap. 3-Historias

-¿Donde estabas?Y con el.-Exclamo desesperada Bonnie cuando Elena entro en clase.

-Me sentía mal y el...Bueno es un amigo..-Miro en dirección a Stefan,que estaba dejando su maleta en el piso,al lado de la mesa.

En aquel momento,Stefan se viro y se sonrieron mutuamente.

-Ya lo veo,ya-la voz de Bonnie despertó a Elena de sus ensoñaciones-.¿Y se puede saber cual es su nombre?

Elena desvió la mirada hacia su amiga,reticente;no quería apartar la mirada del rostro de Stefan.

-Su nombre es Stefan Salvatore.Le conocí en uno de los bailes de Florencia.Mi padre estaba empeñado en presentarme a los Salvatore.A...-Inspiro con fuerzas ya que odiaba pronunciar ese nombre-A Damon y a Stefan Salvatore.-No lamento decir el primer nombre con odio y con asco.

-¿Y ese tal Damon,quien es?¿Es su padre o algo así?-Pregunto Bonnie,con morbosa curiosidad.

Elena giro la cabeza y vio que Stefan seguía mirando en su dirección.No sintió dicha por esto,ya que el muchacho miraba con el entrecejo fruncido y no la miraba a ella directamente,mas bien,miraba el suelo que estaba alrededor de las dos muchachas.

-Dejemos el cotilleo-seguía mirando a Stefan- para otro momento.No es algo de lo que yo debería hablar.-No sabia como,pero Elena sintió como si las estuviera escuchando.Para comprobarlo pensó en hacer algo con enojo (fingido) -Stefan siempre le decía que cuando se enojaba le parecia divertido(si era por algo insignificante)-:¡Además,son cosas de los Salvatore!¡Preguntale a Stefan!

-Chiesto(perdona)-dijo,de repente,una voz detrás de Elena-.Podría robarte unos minutos antes de que empiece la clase?

Elena se había virado al escuchar una pronunsiación perfecta de su lengua natal y ahora miraba al chico estupefacta.

-Por supuesto.-Contesto Elena,desconcertada,avergonzada por sus ultimas palabras con su amiga.

Pero se sintió mejor cuando vio que el lucia una tímida sonrisa,escondiendo una carcajada.



Stefan camino junto a ella con suma felicidad,pero tenia que controlarse.

Cuando llegaron a la mesa,Stefan no pudo resistirse a mirarla.Estaba allí,con el,de nuevo.

"Debes controlarte",se dijo"pero no lo podrás hacer si la ves con otro en el baile."

-Ci vorrebbe andare al ballo d'inverno insieme...(querría que fuéramos al baile de invierno juntos...)-Stefan vio como un chico le miraba con cara rara-¿Te apetecería ir conmigo?

-Pero es dentro de 3 meses lo sabes,¿verdad?-Miro al suelo y Stefan se dio cuenta de su sonrisa.La ocultaba para no hacerle sentir un idiota,se dijo Stefan.

-Si,pero no quería esperar a que alguien te lo pidiera primero.-Elena no había alzado el rostro y el vio como su sonrisa se había desvanecido-¿Te encuentras bien?

Los ojos de Stefan se habían aclarado y ahora se veían verdes.Verdes como hojas de roble en verano.

Elena alzo el rostro y Stefan le fijo la mirada para que no volviera a desviarla.

-¿Que te sucede?-lamentaba hacerlo,pero utilizo Poder para que se lo confesara-Cuéntamelo.-Su voz era queda,calmada.

-Es solo que hace 2 años que no te veo y ahora...-Vio su tristeza a pesar del Poder y la dejo,entonces ella volvió a bajar la mirada y esta vez no se lo impidió-Sigue siendo el anillo mas hermoso que he visto en mi vida.

Stefan miro,un poco incomodo,aunque no mostró señas de su incomodidad mínima,las manos de Elena mientras estas cogían su mano derecha y la estrechaba sin tocar el anillo de plata con una gema de un azul intenso.

-El color mas hermoso-siguio-.Lapislazzuli.Come mi manca l'Italia.(Lapislazuli.Como hecho de menos Italia.)

-No te entristezcas.Nunca me gusto verte triste-Devolvió un apretón a su pequeña mano de porcelana-.Debes sonreír.Estas aun mas hermosa cuando sonríes.

Elena empezó a reír y Stefan sonrió abiertamente,dejando a Elena maravillada.

-Grazie(gracias)-Stefan sintió el ligero apretón que Elena le dio a su mano y vislumbró una sonrisa tímida en sus labios-.Empiezan las clases-escucho con atención y oyó al que se suponía que era el profesor,el señor Tanner,dirigiéndose a la clase con paso firme.Sintió como la mano de Elena se desacia de la suya con tristeza-.¡Eh!Y si,quiero ir contigo.
El señor Tanner entro y Stefan sintió como su aura era de aversión.
Miro como Elena se sentaba en su pupitre,con la mirada aun fija en el,ya que este tampoco le apartaba la mirada.
Stefan detecto en la mente de uno de los alumnos algo sobre el.Se dio cuenta de que procedía de la amiga de Elena,Bonnie.
Quería hacerle preguntas a Elena sobre el,a través de mensajes de teléfono.

jueves, 17 de junio de 2010

Cap. 2-Reencuentro.

-Stefan.-Volvió a susurrar Elena.
El chico se dio la vuelta y ella se le quedo mirando fijamente.
-¡Elena,Elena!-Grito Bonnie mientras zarandeaba a la chica.
Elena pestañeo y se viro hacia su amiga.
-¿Que?
-¿Te encuentras bien?-Pregunto la chica preocupada.
-Si,es solo que me ha parecido ver a una persona que conozco-miro de nuevo-.Pero es imposible.Le conozco de Italia.
Elena y Bonnie se encaminaron hacia la puerta del instituto en lo que Meredith se dirigía a un grupo de amigos de otro curso.
Cuando pasaban al lado del Porsche, Elena volvió a mirar."Ese coche lo tiene mucha gente,"se dijo,"no tiene por que ser de el.Eso seria imposible."
Sonrió,desechando la idea,y siguió a su amiga.
Al pasar por delante de secretaria,Elena vio de nuevo la cazadora negra y el cabello oscuro.
-Espera un momento-decía Bonnie mientras se dirigía a la mesa principal-.Tengo que preguntar una cosa.No tardo nada.
-Vale.Por cierto ¿Meredith va a...?-Pero no pudo continuar.El chico se había dado la vuelta y se había quitado las gafas,dejando a la vista unos misteriosos ojos oscuros a los que Elena conocía bien.Vio el rostro del chico al que había dejado en Florencia sin previo aviso.Vio a Stefan.
-Stefan.-Susurro por tercera vez mientras la mochila descendía de su hombro,cayéndose al
suelo,y se llevaba las manos a la cara.
-¿Elena?-pregunto Stefan,dando un paso hacia ella.
Pero Elena echo a correr por el pasillo dejando la mochila en aquel suelo de mármol,con lágrimas en los ojos.
Fue corriendo hacia el gimnasio y se arrincono en una de las esquinas,detrás de las gradas para que nadie la viera llorar.
Al cabo de cinco minutos se ollo la puerta abriéndose y el eco de la misma al cerrarse.Se limpio las lágrimas pero no se libraría de la rojez de sus ojos.
Se asomo y no vio a nadie.
-¿Quien anda ahí?-Pregunto luego de haberse escondido de nuevo.No le gustaba este tipo de situaciones.
-Io(yo),Stefan.¿Estas bien?pregunto una voz que a Elena siempre la había puesto muy nerviosa.
De repente Stefan apareció por detrás de las gradas.
-Scuse(lo siento).Lo siento mucho.No fue culpa mía-Sollozaba Elena-.Mi padre...Mi padre no me dejo decírtelo.Yo quería pero el no me dejo y... y...
Stefan le coloco dos dedos en los labios.
-No te culpo.Admito que me enoje un poco al saber que te habías marchado sin avisarme.Pero luego me entere por tu amiga Shelly e intente localizarte pero no contestabas.Te quería tanto que supuse que...bueno,que me podías haber utilizado.
Al oír aquello,Elena no pudo contener sus lágrimas.Ella nunca le hubiera hecho eso a Stefan.Se sentía tan feliz siempre que estaba con el.No podía creerse que le estuviera diciendo eso."Te quería tanto..."
-Non piangere(no llores),Elena.No fue culpa tuya.Yo...siento haber dicho algo que te halla perturbado.
Había tanta triztesa en ambas miradas,una tristeza casi palpable,que retorció el estomago de Elena y que fue como el peor de los golpes para Stefan.
Elena no pudo resistirse a abrazarle.
-Lo único que me ha perturbado es que has dicho que "me querías".Pero supongo que después de dos años no te habrás mantenido esperándome.Yo lo siento-Elena sintió la tensión del chico-.Y nunca fue mi intención no contestarte por teléfono.Mi padre rompió mi móvil cuando intente llamarte para pedirte perdón por haberme ido,así sin mas-le estrecho aun mas fuerte entre sus finos brazos y se dio cuenta de que,cuando Stefan le devolvió el abrazo,había regido la maleta de ella para devolversela.A Elena se le encogió el corazón y se le acelero hasta adquirir un ritmo frenético-.Grazie per aver portato il mio zaino.(gracias por traerme la mochila).
-No hay por que darlas-sonrió a la chica,ya que le hacia gracia que siguiera hablando con su lengua natal,y se alejo-.Sera mejor que vallamos a clase.-Dijo con la misma mirada triste.
-Vale.
Elena agarro su mano,sin pasar por alto su mirada, y se encaminaron juntos a las clases.

Cap. 1-Sorpresa.

" 14 de Septiembre
Querido Diario:
Hoy es el primer día de clase y el aniversario de mi marcha de Florencia.
Nunca perdonare a mi padre por haberme obligado a marchar,dejando allí a Stefan,a quien mi padre no me dejo avisar sobre mi marcha.Sigo echándolo de menos,tanto que ,como te conté una vez,sigo confundiendo a Steven con Stefan,pero solo por el parentesco de sus nombres ya que físicamente no se parecen en nada y mucho menos sus actitudes.
Ah,Steven.Es demasiado agradable,aun después de haberlo confundido,pero me he dado cuenta de que solo lo veo como un gran amigo,no como pareja.
Pero hoy no es un día de tristeza ni de venirse abajo.Hoy mostrare mi mejor sonrisa a mis maravillosos admiradores del instituto."
Elena dejo su diario en su escondrijo.Debajo del colchón,a la altura de la almohada.
Recogió sus cabellos en una cola alta y se vistió con unos shorts negros,una camisa amarilla,que desprendía purpurina dorada y , ya que hoy era el aniversario de su marcha de Florencia,Italia, se puso unas playeras que se había comprado en una de las tiendas típicas de aquella hermosa ciudad.
Bajo las escaleras,después de haber recogido su habitación,y se encamino a la cocina con su mochila.
-Ciao(hola),tía Judith.-le dijo mientras le daba un beso en la mejilla-.Voy a llegar tarde al instituto así que ya me tomare algo allí.
-Pero Elena...
Pero ella ya había salido de la casa.

Steven la había ido a recoger.Aprovecho para hablar con el.
-Steven,eres un chico muy agradable...-se paro en seco.No sabia como seguir.-No te merezco.
-Ya,no me mereces por que soy un buen chico y por eso me plantas.
Le dio un ligero codazo en el costado.
-No,no te planto.Podemos seguir siendo amigos.
-Por supuesto.-Le dedicó una seca sonrisa.


Como de costumbre Bonnie y Meredith la esperaban en el aparcamiento del instituto.
-¿Lo has arreglado ya con Steven?-pregunto Meredith.
-Si.Hemos quedado como amigos.-Elena sonrió.
-¡Pedaso de coche!-Exclamo Bonnie sin venir a cuento.
Un Porsche negro,que nunca se había visto entrar por las enormes puertas del aparcamiento, entro por estas,haciéndose con la atención de todos.
Elena,Meredith y Bonnie se quedaron mirando,como atontadas,como el conductor salia de su auto.
Era un chico alto,pálido,con las gafas de Sol puestas.Tenia el pelo oscuro y ondulado.Llevaba una cazadora de cuero negra,debajo de esta,una camisa azul que se ceñía a su torso y unos vaqueros oscuros.
Elena lo miro mas atentamente,a el y a sus rasgos.
Tomo aire agitadamente y se quedo petrificada cuando sus amigas empezaron la marcha.
-Stefan.-Susurro Elena,creyendo que era fruto de su imaginación.